¿Estoy embarazada? Síntomas tempranos del embarazo

by admin on 16 marzo, 2012

Aunque los síntomas del embarazo pueden diferir sensiblemente de una mujer a otra, existen una serie de signos que pueden ser indicativos de embarazo en las etapas más tempranas del mismo. El retraso o falta en el ciclo menstrual es uno de los más claros y tradicionales, pero hay muchos otros, algunos de ellos bastante sutiles.

Entender los síntomas del embarazo es muy importante, ya que cada síntoma puede estar relacionado a causas distintas que la maternidad. Algunas mujeres comienzan a experimentar los primeros síntomas apenas una semana después de la concepción, mientras que para otras éstos pueden tardar semanas en aparecer o incluso no llegar a tenerlos en absoluto.

Este artículo incluye una recopilación de los indicios y síntomas de embarazo más comunes. Si has tenido relaciones y experimentas uno o varios de estos síntomas, es importante que te hagas un test de embarazo.

Sangrado de implantación:

El sangrado de implantación puede ser uno de los signos de embarazo más tempranos; aproximadamente entre 6 y 12 días después de la concepción, el embrión se implanta en la pared del útero. La implantación puede provocar que manchemos, y algunas mujeres pueden también sufrir calambres.

Otras explicaciones: Menstruación normal o alterada, cambios durante la administración de píldoras contraceptivas o infecciones.

Retraso o “falta” en la menstruación:

Sufrir un retraso en la regla es el indicio más habitual que provoca que nos hagamos un test de embarazo. Algunas mujeres pueden sangrar durante el embarazo, debido a la implantación o a otras causas, pero este sangrado suele ser más ligero y menos duradero que una regla normal.

Otras explicaciones: Pérdidas o aumentos grandes de peso, cansancio, problemas hormonales, estrés, ansiedad, interrupción en el consumo de píldoras contraceptivas, enfermedad o lactancia.

Pechos hinchados o sensibles:

El aumento en el tamaño de los senos o el sentirlos doloridos o sensibles es un indicio que puede comenzar una o dos semanas después de la concepción. Es relativamente habitual que notes cambios en tacto de tus pechos.

Otras explicaciones: Desequilibrio hormonal, píldoras contraceptivas, o la inminencia de la menstruación.

Cansancio o fatiga:

Sentir un cansancio no habitual o la necesidad de dormir más de lo normal es un síntoma bastante común que puede comenzar a la semana siguiente de la concepción.

Otras explicaciones: Muchas enfermedades pueden producir cansancio, así como estados emocionales alterados (estrés, depresión…)

Nauseas matinales:

Todo un clásico del embarazo, que suele presentarse entre la segunda y la octava semana tras la concepción. Pueden prolongarse durante todo el embarazo, aunque lo habitual es que desaparezcan tras el tercer mes.

Otras explicaciones: Desórdenes estomacales, intoxicaciones u otras enfermedades.

Dolor de espalda:

Los dolores en la parte baja de la espalda y la zona lumbar son frecuentes durante el embarazo, y también pueden aparecer en etapas tempranas del mismo.

Otras explicaciones: Menstruación inminente, estrés u otros problemas de espalda.

Dolor de cabeza:

El incremento súbito de hormonas al comienzo del embarazo puede producir dolores de cabeza durante las primeras semanas de gestación.

Otras explicaciones: Deshidratación, consumo excesivo de cafeína u otras enfermedades.

Aumento en la frecuencia al orinar:

Alrededor de la semana 6 a 8 de embarazo, es común que aumente la frecuencia con la que necesitas hacer pis y tengas que visitar el baño con más frecuencia.

Otras explicaciones: Infección urinaria, diabetes, incremento en la ingesta de líquidos o consumos de diuréticos.

Oscurecimiento de las areolas:

Si estás embarazada, es bastante frecuente que notes un oscurecimiento en la piel alrededor de tus pezones.

Otras explicaciones: Desequilibrios hormonales no relacionados con el embarazo.

“Antojos” o aversión por ciertos alimentos:

Sí, eso que llaman “antojos” existe en realidad, y durante la gestación es posible que sientas una inusual necesidad de consumir ciertos alimentos. También suele ser habitual experimentar aversión por algunos alimentos u olores, que habitualmente te resultan agradables o indiferentes y que de repente te dan asco.

Conclusión:

Lo aquí expuesto es una simple guía de los indicios más frecuentes que presentan las mujeres embarazadas durante las primeras semanas de gestación. Si has tenido relaciones y observas algunos de estos síntomas en tu cuerpo, es posible que estés embarazada, por lo que es aconsejable que te sometas cuanto antes a un test de embarazo para salir de dudas y tomar las medidas adecuadas.

{ 1 comment… read it below or add one }

denisse noviembre 2, 2013 a las 4:07

hola mi consulta es que tres días antes de mi ovulacion y al día siguiente también tuve relaciones, y el día de mi ovulacion bote un liquido cremoso color café, mi temperatura corporal después de una semana es sobre los 37° y he sentido piquetes en mis ovarios, ademas demasiado sueño, y hambre, el café no lo puedo oler me da demasiado asco siento su olor a un montón de metros, ademas que estoy con un humor horrible, por favor escríbanme, para salir de esta duda horrible

Responder

Leave a Comment

Previous post:

Next post: